19Julio2018

En cartelera: Prometheus. Crítica de cine.

foto 1 art21
Fallida, decepcionante, floja... hay muchos calificativos que se han puesto a esta pélícula y sin embargo todos, y realmente pienso que es así, han sido demasiado suaves y benevolentes con ella. Si hay una palabra que pueda definir esta película, sin duda es... INFAME.

No recuerdo tal tomadura de pelo desde la última entrega de Indiana Jones, y es que Ridley lo ha

vuelto a hacer, con la ayuda delguionista de perdidos se turnaron en un mano a mano una noche de borrachera infinita para ver cual era la parída más grande que se le podía ocurrir para enganchar una escena con otra, y después de un "¿A que no tienes "narices" de rodarlo?" "¿Que no? Trae para acá!", se tiró al ruedo y lo hizo.

Lo mejor de todo es que después de rodarlo diría... "mmm.... ¿Y si decimos que es una nueva de Alien?" "Bromeas? Pero si no tiene nada de Alien!" "Ya hombre... pero... ¿Y si la vendemos como tal?"

Y efectivamente, lo creimos.

Lo indignante de todo esto es que durante 20 minutos aproximadamente todo va medio bien. La película empieza directamente en el meollo de la cuestión, no hay rodeos. Se agradece. Buenos efectos especiales, grandiosos escenarios, un punto de partida muy interesante... y de repente... ZAS! EN TODA LA BOCA.

La película, y perdonen mi comparación pero es solo para entendernos, pasa de estar dirigida por el director de "El padrino", a estar dirigida por el de "Dos colgaos muy fumaos".

Y el público de la sala, ante tal cambio, de la seriedad y solemnidad científica a la fantasmada encadenada, se empieza a mirar entre sí. Uno quiere buscar en la complicidad de su acompañante un gesto de asentimiento un... "Sí, pienso igual que tu... esto no hay por donde cogerlo".

Ni siquiera Charlize Theron, una de las mejores actrices actuales es capaz de defender su papel. En todo momento da la sensación de tener delante a una mala imitadora de Sharon Stone en Instinto Básico 2 (ojo, la 2ª).

Hay tantas payasadas condensadas, tantas absurdeces, tantos fallos de guión que no hacen más que ahondar en el sinsentido, que uno se plantea la posibilidad de tomar un avión a Los Ángeles solo por sentarse delante del guionista y del director y abofetearlos. A exigir que te devuelvan el dinero, a tí y a los millones de personas que han caído contigo pensando en que verían una nueva película de Alien, como las de antes (nada de las últimas), con trazos metafísicos y preguntas profundas sobre nuestra existencia, sobre Dios, el cosmos y nuestro papel en el Universo.

En lugar de eso defecaron en una bandeja, envolvieron las heces en papel celofán y de regalo, y con una gran campaña de marketing nos la dieron con queso.

Desde aquí escucho sus carcajadas.

¿Y saben que es lo peor? Ya planean una segunda parte para dentro de un par de años. En serio, si se queda en silencio unos segundos se pueden escuchar sus carcajadas. No bromeo.

ARTÍCULOS DESTACADOS

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal