21Noviembre2018

Nota: La voz de hoy no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección.Si tienes alguna duda o sugerencia puedes contactar en el siguiente mail: redaccion@lavozdehoy.com

Está aquí: Inicio | Opinión | Artículos | Sucesos históricos. Motín y muerte en Benagalbón, 1914

Sucesos históricos. Motín y muerte en Benagalbón, 1914

foto 1 art16
dsalva2
dsalva3

Tragedia. 

Debido a las elecciones de diputados a Cortes celebradas el domingo 8 de marzo de 1914, en la capital malagueña surgieron ciertos rumores en torno a un trágico suceso ocurrido en la localidad de Benagalbón. Pronto se confirmó lo que se sospechaba: un guardia civil resultó muerto a consecuencia de un motín producido por numerosos vecinos del pueblo.

Una vez realizadas las diligencias oportunas por las autoridades, el Gobierno Civil de Málaga facilitó a la prensa un parte oficial narrando su versión de lo acontecido.

En el citado escrito se explica que, ante el temor de que se alterase el orden público en las elecciones, fueron reunidas, en el colegio electoral del municipio, fuerzas de la Guardia Civil compuestas por el cabo Joaquín Arias López, y los guardias Domingo Almodóvar Sánchez, Lorenzo Jiménez Sánchez y Antonio Martín Martín. Una vez aglomerada, con actitud sospechosa, alrededor de quinientas personas en la entrada del colegio electoral, el presidente de la mesa requirió, a los miembros de la Guardia Civil, que disolviera el numeroso grupo.

Efectuándose la operación, la vecina, Dolores Gómez Villalba, una vez hubo intentado desarmar al agente Antonio Martín Martín, el guardia civil, Domingo Almodóvar Sánchez, le ordenó que se alejase. La contestación no se hizo esperar:

-Yo estoy donde tengo derecho a estar. El que debería irse es usted.

En ese instante, sin saber el causante, sonó un disparo haciendo reinar el pánico en el lugar. Momento de incertidumbre que aprovechó Dolores Gómez Villalba, con la ayuda de su marido, Enrique Roldán González, y su hijo, Enrique Roldán Gómez, para intentar arrebatar al último citado miembro de la Benemérita el arma reglamentaria que poseía. En el forcejeo, por el hijo del matrimonio, el guardia civil fue degollado con una navaja de agudo filo, causándole la muerte casi al instante. La reacción de la mayor parte del gentío no se hizo esperar. A la voz de “a ellos”, los restantes miembros del orden público fueron agredidos con armas de fuego, palos y piedras, dejándoles malheridos y arrebatado su armamento.

Causa y Detenidos.

El motivo de que se produjera el motín fue el intento de amaño electoral, una práctica caciquil que se convirtió en costumbre, por entonces, en numerosos municipios de la geografía española. El recuento de las votaciones debió terminar a las cuatro de la tarde, aunque eran la seis y aun no se había firmado el acta al negarse Antonio Rando Martín, el presidente de la mesa. Todo indicaba que la razón de la tardanza era la de impedir a ciertos miembros de la mesa electoral ejercer sus funciones, así como falsear el resultado del recuento de las votaciones.

Aunque los tres miembros de la familia Roldán fueron acusados, hubo muchas lagunas para saber quien cometió realmente el asesinato, pues no había pruebas fehacientes. Un testigo, que en un principio comentó no haber estado presente en el trágico suceso, declaró posteriormente que vio a Enrique Roldán Gómez sujetando el cuchillo que dio muerte al guardia civil. Casualmente, la mujer que declaró, era familia de Guillermo Pérez Díaz, señalado en un principio como presunto autor del crimen.

En la localidad del Rincón de la Victoria se produjo el entierro de Domingo Almodóvar Sánchez, natural de Álora, casado y con cuatro hijos. Asistió, entre otras personalidades, el gobernador civil de Málaga, señor Soler, quien pronunció un sentido discurso. Asistieron forzosamente veintinueve de los arrestados, entre ellos los miembros de la familia Roldán cuando iban hacia Málaga para ser encarcelados. Todos fueron obligados a desfilar delante del féretro.

Llegaron a ser arrestados numerosos vecinos del pueblo, los cuales tuvieron diferentes penas. A los tres miembros de la familia Roldán se les condenaron con la pena de muerte en dos Consejos de Guerra realizados. El delito: insulto a fuerza armada. La pena capital se les permutó a la de cadena perpetua.

Indulto.

Más de once años después del trágico suceso acaecido en Benagalbón, y gracias a la gran presión social, sobretodo la malagueña, finalmente los tres miembros de la familia Roldán fueron indultados. El siguiente comunicado fue redactado por el Directorio Militar, publicándose en toda la prensa nacional el 16 de julio de 1925.

“El Directorio hubiera sido inconsciente consigo mismo si al tratar de liquidar un periodo político (cuyas raíces aun viven y cuyos vicios perduran en parte y han de ser objeto inmediato de nueva y benéfica labor de desarraigo y saneamiento) olvidara que yacían en prisión, victimas del sistema electoral de antaño, tres seres que cometieron gravísimo delito, purgado ya con doce años de prisión, sobre los que podía recaer el generoso perdón del Rey, del pueblo y del noble Instituto de la Guardia Civil, que tantas víctimas ha ofrecido al cumplimiento de su deber y tan valiosos servicios ofrece a la sociedad y a la Patria, sin que jamás el espíritu de rencor arraigue en sus corazones.

“Por eso, sin presión de nadie ni campaña de opinión, ha recogido el sentir de gran parte de ella, expuesto por las clases altas malagueñas (las clases altas son los buenos, sabios y los laboriosos) y continuando su obra comenzada con la amplia amnistía del 4 de julio del pasado año, ha propuesto al Rey, que lo ha acogido con singular placer, el indulto del resto de la pena de los reos de Benagalbón, cuya conducta de prisión venía siendo ejemplar.”

El 22 de julio de 1925, llegaron a Málaga, en tren, los liberados acompañados por las personas que gestionaron el indulto. Tal como narran las crónicas, sean locales o nacionales, del momento, el andén de la estación se presentaba abarrotada de personas, destacando de la clase obrera. Había una nutrida representación de políticos republicanos, de diversos gremios, y de ferroviarios. Entre el gentío, también destacaban numerosos vecinos benalbinos que daban, al igual que todos, numerosos vivas, vítores y aplausos cuando el tren llegó a las once y cuarto de la mañana. Los indultados, emocionados profundamente, no pudieron evitar asomarse por las ventanillas y saludar con sombreros y pañuelos. Una vez parado el expreso, antes de que los indultados pusieran los pies en suelo malagueño, se reunieron con ellos sus familiares más allegados, fundiéndose en sentidos abrazos. Una vez bajados, gran estruendo de aplausos se prolongó durante varios minutos.

Aproximadamente cuatro horas más tarde, en el tren de los suburbanos de las tres y cincuenta de la tarde, salieron los indultados hacia Benagalbón, donde les esperaron, emocionados, todos los vecinos que horas antes no pudieron recibirlos en la estación de la capital. Todos se felicitaron por tener de nuevo en el pueblo, en libertad, a los tres miembros de la familia Roldán.

 

Sobre el autor: Salvador Valverde nació en Málaga (1979). Es titulado en Técnico Superior en Restauración, pero su mayor pasión es la historia y la investigación. Debido a su interés por las culturas de antiguas civilizaciones, ha recorrido miles de kilómetros conociendo países como China, Perú, México, Turquía, Egipto etc. Desde 2010, es redactor de la revista histórico-cultural El Avisador Malagueño, que en el año 2011 ha sido premiado con el galardón “Sentir Málaga”, otorgado por la prestigiosa entidad “Málaga Siglo XXI”. Colabora asiduamente, con sus artículos, en la veterana página webs cinematográfica El Súper Diez, y en diversas publicaciones a nivel local (El País de la Olla, El Panzón de Riogordo, La Voz de Sedella). Desde finales de 2011, forma parte del equipo del programa radiofónico Límites de la Realidad (Es Radio Málaga, Radio Axarquía), que dirige el investigador malagueño José Manuel Frías. Junto a él, está llevando a cabo diversas investigaciones y proyectos literarios que próximamente verán la luz.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal