Toñete: un amigo que llega a Rincón para la integración de todos los niños

Toñete junto a profesoras, miembros de la asociación y Mª Carmen Montañez.

IMG 20150608 WA0000
Esta semana llegaba al CEIP Martín Gaite Toñete, un "amigo" de goma cuyo afán es trabajar por la integración de todos los niños y niñas y sensibilizar a la sociedad hacia las personas con autismo.


Los alumnos de primero y segundo de primaria escuchaban un cuento cuando de repente el personaje entró en el aula y comenzó a interactuar con ellos, bailar, cantar, dibujar...de manera que todo se transformó en una fiesta donde todos eran iguales, sin importar sus habilidades comunicativas.

Desde la Asociación de Autismo de Córdoba trabajan por reivindicar los derechos de estas personas. Consideran que es un trabajo de fondo que se debe empezar con la educación de los niños desde pequeños, y para ello crearon este personaje en 2012 de manera que realizan actividades como la que tuvo lugar en este centro de Rincón de la Victoria para acercar esta realidad a todos y crear una concienciación desde edades tempranas para que entiendan a sus compañeros del clase.

Lukas, nuestro vecino rinconero
Mª Carmen Montañez es la mamá de Lukas, un vecino rinconero de 7 años con autismo al que conocimos el año pasado con una entrevista por el Día Mundial de Concienciación de Autismo. Ella es la artífice de que su hijo reciba la mejor educación y de que su integración sus compañeros sea plena con iniciativas como la protagonizada por Toñete.

El pasado año, esta madre temía por el traslado de su hijo a un aula específica de niños con necesidades especiales, pero ahora y casi al finalizar este primer curso reconoce que "ha sido lo mejor que le podía pasar a Lukas". Se muestra muy contenta y agradecida con el personal del centro que atiende cada día a su hijo.

"Él es consciente de todas las actividades que realiza y cada vez se comunica mejor mediante los pictogramas. La integración con sus compañeros de primero es total con asignaturas como Educación Física, Plástica, Músicas o en las actividades de biblioteca, fin de curso...", comenta Mª Carmen satisfecha por este cambio que ha sido un paso adelante en la educación de su hijo.

A Rincón de la Victoria todavía le queda mucho por hacer con políticas inclusivas y actividades distribuidas a lo largo del año para atender las necesidades ocio y deporte, por ejemplo, de niños autistas como Lukas que también tienen derecho a seguir desarrollándose con tareas fuera del horario escolar y en compañía de otros amigos de su edad. Solo se trata de voluntad.

ARTÍCULO RELACIONADO AUTISMO

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal