20Mayo2019

La búsqueda de empleo empieza con la actitud

cv
Desde este espacio agradezco a mi amigo Juan Fernández Olmo, de AELAX Abogados, firma con la que colaboro, la oportunidad de redactarles el artículo que podréis leer a continuación. En el mismo he querido hacer especial hincapié en la actitud que se debe tener para afrontar la búsqueda de empleo en estos tiempos tan complicados. Espero que os resulte de interés.


"Sin duda es el currículum la herramienta fundamental a utilizar en toda estrategia de búsqueda de empleo, sin embargo no es la "materia prima". En los tiempos que corren, un buen currículum no es ya suficiente para alcanzar al menos una entrevista de trabajo.

La principal clave de un buen currículum es que éste ha de reflejar, entre otras, no sólo la información académica y profesional de la persona interesada, si no que, en una lectura entre líneas y, en determinados puntos de manera explícita, debe transmitir al reclutador los valores, las competencias y las motivaciones que conforman su personalidad. Por lo tanto, un buen currículum es aquél que transmite la personalidad que hay en el profesional que lo representa, mostrando a las claras que esa persona ha realizado un profundo ejercicio de autorreflexión y autoconocimiento, y que le hacen sentirse plenamente identificado con lo reflejado en el documento. Esto no asegura una entrevista de trabajo, desde luego, pero al menos hace aumentar las probabilidades para ello.

Esa personalidad se hace patente, y muchas veces de manera involuntaria siempre que en el interesado se dé un factor crítico, que es la ACTITUD. Me refiero a la actitud frente a la vida en general y por supuesto frente a la búsqueda de empleo, en particular. Os puedo asegurar que con esta actitud, llegado el caso de una entrevista personal, el candidato no hará más que confirmar y consolidar de manera fluida y segura la información contenida en el documento.

Profundizando en la actitud a la que hago alusión, desgraciadamente vivimos unos momentos de extrema dificultad y no es necesario recordar las cifras de paro que minan nuestro crecimiento como Sociedad y el desarrollo profesional y personal de las personas que lo sufren. En este marco es de suma importancia que la persona desempleada sepa discernir, a la hora de buscar una solución al trance por el que está pasando, cuáles son los factores extrínsecos (que no dependen de él) para dar con la solución, y cuáles son los factores intrínsecos, esto es, los que sí dependen de él, para llegar a buen puerto. Es en este momento en donde comienza la Actitud, es decir, el dejar de ver la situación en el enfoque de "víctima", y empezar a verlo desde el enfoque de "responsable", lo que le permite finalmente pasar a la ACCIÓN.

Las personas que son capaces de llegar al enfoque de "responsable", aceptando la situación que la rodea y centrándose en lo que pueden hacer para mejorarla, son capaces de actuar en consecuencia, haciendo un riguroso análisis de sí mismo y trazar un mapa (o una estrategia de búsqueda de empleo) que les acercará a su objetivo, el de encontrar trabajo o, por qué no, autoemplearse. Me gustaría recordar que en estos momentos son numerosas las personas que, a pesar de "la que está cayendo", está creando pequeños comercios y negocios. Estas personas sin duda han pasado a la acción.

En este sentido, la persona "responsable", focaliza la estrategia en aquello que le apasiona o le gustaría dedicarse, aquello para lo que ha estudiado o ha tenido experiencia. Esto es de suma importancia, pues le permite, de cara a elaborar el currículum, a trazar el camino y a diseñar la estrategia, el poner en valor todos aquellos aspectos, todas aquellas habilidades y competencias y todos aquellos logros que ha adquirido y desarrollado a lo largo de su trayectoria profesional y académica, y que bien podría capitalizar en el futuro empleo, esté o no relacionado con lo hecho anteriormente. Es entonces cuando la persona está preparada para afrontar el cambio y actuar.

Todo esto se transmite en el currículum y es percibido por el reclutador. Además, de cara a una entrevista de trabajo, permite al candidato transmitir la información de manera segura y fluida, tanto en su modo de comunicar, como en su argumentación y por supuesto en su comunicación no verbal.

Este es el germen de la famosa Marca Personal, la cual, una vez lograda en el 1.0, es decir, en el mundo real, puede ser perfectamente extrapolada en el mundo 2.0, lo que abre un amplio abanico de posibilidades de encontrar y generar oportunidades laborales.

Antonio Guerra es director de Talento Local y Personas, Consultora de RR.HH. especializada en Selección, Desarrollo Profesional y Dinamización y con centro de actividad en la Axarquía. Es Licenciado en Derecho en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid y Master en Dirección de Recursos Humanos por CFE. Coach profesional, posee más de 13 años de experiencia en el campo de los Recursos Humanos con especial foco en las áreas de Selección, Formación y Desarrollo de Personas, habiendo desarrollando su carrera profesional en compañías multinacionales. Más información en su blog http://talentolocalypersonas.worpress.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal