Estrenos:El maestro del agua

maestroagua
Connor es adivinador de agua, vive en una zona de Australia donde puede estar tres años sin llover. Por petición de su esposa, emprende una búsqueda para recuperar el cuerpo de sus hijos, fallecidos en Galípoli cuatro años antes, en plena guerra.

Reparto
Russell Crowe es Connor
Olga Kurylenko es Ayshe
Jai Courtney es Cyril Hughes
Cem Yilmaz es Cemal
Yilmaz Erdogan es Hasan

Dirección
Russell Crowe

Impresiones
Había mucha expectación por ver el debut en la dirección de Russell Crowe. The Water Diviner es la cinta a la que ha dado forma al guion de Andrew Anastasios y Andrew Knight y ha sabido plasmar el romanticismo de una historia que huele a clásico, que nos recuerda a piezas fundamentales del séptimo arte repletas de viajes a países exóticos y una historia emocional que no se olvida. Crowe cumple con creces y rellena todos los huecos para reafirmarse como un director a tener muy en cuenta a partir de ahora. Probablemente ésta sea una historia que el actor de Gladiator haya tenido en mente durante tiempo y haya sentido la necesidad de ponerse manos a la obra, ¿y qué mejor que dirigir una película que quieres hacer y protagonizar tu mismo? Me parece una opción interesante y siempre son las ideas más acertadas, tenemos ejemplos claros como los de Clint Eastwood o Mel Gibson, actores que se han dirigido y han logrado cintas estelares que probablemente no habrían conseguido con otra interpretación.

El maestro del agua (The Water Diviner) es una historia en la que un granjero experto en encontrar pozos de agua en mitad del desierto, viaja a Estambul para encontrar los restos de sus hijos fallecidos en la guerra, y darles un entierro digno. Los coletazos de la primera guerra mundial hicieron que se levantara una lucha contra el imperio otomano en Turquía, exactamente en Galípoli, donde Turcos y Alemanes combatían contra ingleses, franceses y australianos. Fue una guerra dura y la cinta explica a la perfección el pesar de ambos bandos, cuatro años después, unidos para registrar y poder enterrar a los cientos de fallecidos.

El reparto está muy bien elegido, siendo el propio Crowe el principal protagonista como hombre dolido que cumple la última petición de su mujer y encara un peligroso viaje donde se juega fácilmente la vida. Resulta curioso ver a Jai Courtney, un actor que es básicamente un palo a nivel de interpretación y aquí cumple aun con un señor bigotazo que desentona con su aspecto. La guapísima Olga Kurylenko deslumbra, aunque son Cem Yilmaz y Yilmaz Erdogan quienes se llevan de calle la segunda parte del metraje. Un reparto coral que no desentona y es una de las mejores bazas de la película, que sin ser una obra maestra, nos gusta. Es una ópera prima bien llevada, con momentos y escenas para no olvidar, como el cuidado del padre a sus hijos ante la tormenta de arena o sobre todo el sufrimiento de los tres hermanos en plena guerra, una escena que sobrecoge y duele.

Sin embargo, se muestran valores humanos tan duros como reales cuando el general turco le dice a Connor que la peor maldición de alguien es sobrevivir a una guerra por el simple hecho de recordar, saber lo que ha hecho y lo que ha ordenado. Un hombre que vive maldito y que se muestra interesado por ayudar al protagonista aun habiendo sido un asesino, pero un hombre que tiene principios y aprecia lo que es Connor como persona y su tesón. La película también se mueve por las relaciones amorosas cuando las costumbres de los turcos acaban con la ofensa al honor al entrometerse. Sin lugar a dudas, The Water Diviner tiene muchos detalles a relucir y es por eso que no extraña que Russell Crowe dedique la película a todos aquellos que siguen desaparecidos y permanecen en la memoria de sus familiares y amigos.

Andrew Lesnie nos regala una maravillosa fotografía que mezcla lo exótico y diferente del desértico paisaje australiano con la tumultuosa y colorida ambientación de la capital turca. Ésto se conjuga con la acertada banda sonora de David Hirschfelder, quien tiene a su vez colaboraciones con Lisa Gerrard y Ludovico Einaudi. En resumidas, una ópera prima de corte clásico que enamora fácilmente y que nos sirve como aviso para saber que Russell Crowe tiene tablas en ésta faceta. Por cierto, que como viene siendo norma, el título en español pierde toda la magia que tiene el original: El "Adivinador" del agua.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal