25Junio2018

La boda de Sofía y Francisco pudo con los nublos

bodasofiaisco

Todo novio/ novia, familia, amigos espera el día de la boda con mucha ansiedad y pasión a lo largo del tiempo de organización del evento. Se trabaja con mucho esmero y dedicación para que todo este perfecto, y casi todo controlable para ese día, excepto la meteorología; este fantasma se aloja en el cuerpo y le encanta aparecer en todas las imágenes bonitas de la mente de los que estamos implicados en la boda.

Pero como siempre os digo, cada boda deja su huella en mí, y Sofía y Francisco me han regalado una hermosa lección. Su boda se reservó con más de 1 año y medio de antelación, domingo 1 de junio de 2014 boda en almuerzo. Pues sí queridos lectores ayer, después de tantos fines de semana con sol y calor, nos tocó lluvia y tormenta.

Justo a las doce en punto hora prevista para la ceremonia religiosa en la Iglesia de La Cala del Moral, comenzaba a diluviar, pero Sofía es una chica alegre y cariñosa y en ningún momento perdió su sonrisa y ella es la que da ánimos a los que están a su alrededor. A pasos rápidos y con su vestido cogido subía la escalera con su sonrisa puesta como bandera, porque sabe que su Isko la espera, Francisco, mira ansioso hacia la puerta esperando a su princesa. Él sabe que su novia tan solo con su presencia llenará todos los corazones con alegría y se olvidarán de la tormenta.

Durante la ceremonia, el cielo seguía emocionado y descargaba sus lagrimas con toda pasión, pero como un regalo de boda nos ofrece un ratito de sol para que los novios se luzcan, y puedan llegar al restaurante dejando los paraguas cerrados.

Festejaron el gran acontecimiento, con un menú más que suculento: una hora de cóctel de bienvenida lleno de originalidad y sabores para todos los gustos; primer plato de ensalada templada con queso de cabra y vinagreta de miel y mostaza; sorbete de mandarina; plato fuerte de solomillo wellington con cremoso de patatas y chips de boniato; tarta nupcial de turrón y yema caramelizada y como la guinda del pastel, fuente de chocolate con fruta, chuches y bollería.

Tremenda sorpresa tuvieron cuando sus familiares le regalaron un video y álbum de fotos con sus mejores momentos, la canción del baile nupcial fue cantada por Carlos su primo y la fiesta continuó hasta las tantas con invitados muy fiesteros que no se apartaron de la pista de baile en ningún momento, daba igual sonara un paso doble, sevillana o rock a roll. Sobre las nueve el restaurante volvió a agasajar a los invitados con una cena tipo catering con mini hamburguesas, rollitos, pizzetas y dulces variados.

Para hoy lunes 2 de junio os tenía preparado otro tema, pero ayer comprobé una vez más cómo el amor es tan fuerte y tan puro que puede convertir un día nublado, lluvioso, tormentoso, en el día perfecto de dos personas, y de todas las que estábamos a su alrededor.

Gracias por tanta felicidad y muestras de cariño. Vuestra alegría llenó todos los espacios de color. El amor todo lo puede, visto y comprobado una vez más. ¡Viva los novios! ¡Viva Sofía y Francisco!

Ceci Correnggia. Es natural de Montevideo (Uruguay) aunque afincada en Rincón de la Victoria desde hace años. Tiene cursos realizados de planificación y gestión de eventos, banquetes de bodas, marketing, relaciones públicas, entre otros. Tiene más de 15 años de experiencia en la organización de eventos, entre los que destacan las bodas y comuniones.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal