teclado

El corrector

Me lo presentaron durante una comida y ya no pude despegármelo. "Es el corrector profesional", comentaron, "lo hemos contratado para que retoque tus textos antes de ir a imprenta". No me dijeron su nombre. Le tendí una mano. No la estrechó. Parecía un hombre de otro tiempo: alto y trajeado, sombrero, bigote perfilado y monóculo tapando su ojo derecho. Se abstuvo de participar en la conversación y apenas probó un par de bocados.

Leer más...

  • Escrito por EL PERIODISTA SALVAJE
te vas medidas

Te vas sin decir adiós, de Sarah Dessen, un libro fresco y veraniego

Mclean se ha mudado varias veces en los últimos dos años. Cada vez que se cambia de ciudad, cambia de nombre. Lleva mucho tiempo sin ser ella misma. Ahora que se ha vuelto a trasladar con su padre, consultor de una importante compañía de restaurantes, planea volver a adoptar otro papel. Sin embargo, justo en el instante en el que alguien le pregunta cómo se llama, decide no fingir; está cansada de tanta actuación.

Leer más...

  • Escrito por MARINA GARCÍA
ZaZaRayLoriga

Za Za, emperador de Ibiza, de Ray Loriga, y el surrealismo excesivo

Za Za es Zacarías Zaragoza Zamora, un retirado dealer del narcotráfico que lleva una vida tranquila en Ibiza. ZAZA es también el nombre una nueva droga que da la felicidad. ZAZA es, además, el nombre del grandísimo y lujoso barco que ha atracado en el puerto ibicenco y que tiene a todo el mundo embelesado. Tantas "z" juntas no podían dar lugar más que a una delirante red de malentendidos en los que se verá envuelto el ex dealer, pues lo confunden con el creador de esa droga tan perfecta y, por tanto, el dueño del inmenso barco. Matones que no hablan, una gogó que predice el futuro, una doctora obsesionada con su jefe, que es el verdadero inventor de ZAZA, monos que se ríen a carcajadas y otros personajes esperpénticos son el elenco de lo nuevo de Ray Loriga.

Leer más...

  • Escrito por MARINA GARCÍA
elairequerespiras

El aire que respiras, de Care Santos: puro amor por los libros

Antoni Rogés fallece dejando a su hija, Virginia, a cargo de Palinuro, la librería de viejo familiar. Ahora ella, que nunca ha sentido la misma pasión que su padre por esta profesión, sin saber muy bien qué hacer con una serie de documentación y libros en los que su progenitor se hallaba inmerso, decide dárselos a su amiga escritora, nuestra narradora, para que ella haga lo que desee con ellos. Todos los papeles parecen guardar alguna relación con una persona llamada Guillot.

Leer más...

  • Escrito por MARINA GARCÍA
Dust-storm-Texas-1935

Dust bowl

Desde este lado del charco supo de Townes Van Zandt cuando Van Zandt ya no era Van Zandt y llevaba más de una década muerto. Aun así, el impacto resultó demoledor, cambió su vida de la noche a la mañana. Una madrugada, él mismo me lo contó, por casualidad oyó cantar al tejano y quedó sobrecogido. En sus letras esculpidas en piedra, decía, discernió algo que no podía explicarme con palabras. A partir de este hallazgo mi amigo se decidió a hacerse con su obra al completo. Visitó entonces cada una de las tiendas de discos de la provincia. Como casi todos sus álbumes se encontraban descatalogados, recurrió a locales de música antigua y de segunda mano.

Leer más...

  • Escrito por EL PERIODISTA SALVAJE
eltrendemedianoche

El tren de medianoche

El humo de una locomotora me aleja de la ciudad en busca del sudeste. La luna baña mi memoria mientras dejo el cuerpo caer sobre una montaña de envíos postales. Aún la veo irse vías abajo. Las estrellas le iluminan su camino en la noche. Un instante antes de cruzar el andén me mira con ojos cobrizos. Alza una mano y grita algo que no escucho. El silbato del tren brama y

Leer más...

  • Escrito por EL PERIODISTA SALVAJE

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal