Cambiar pensamientos negativos en positivos

positivo
Desventajas de los pensamientos negativos. Cuando por alguna razón las personas piensan reiteradamente de manera negativa acaba por convertirse en un hábito automatizado que se vuelve destructivo especialmente para la propia persona y secundariamente en menor medida para los demás con quienes se relaciona.

En éste caso aunque la persona se dé cuenta de ello sin embargo no logra mejorar su actitud y cuanto más empeño pone en expulsar esos pensamientso negativos más se frustra y se hacen más insoportablemente inseparables.
La persona intenta no pensar en ello pero una y otra vez su mente le lleva a pensar de forma negativa, por lo que se siente mal consigo misma desesperándose y agotando sus esfuerzos al no conseguir sino profundizar su problema de negatividad.
Por lo tanto no basta tratar simplemente no pensar en ello pues esos pensamientos recurrentes vuelven una y otra vez a perturbarnos y hacernos sentirnos impotentes.

Una mejor estrategia frente a los pensamientos recurrentes
Te proponemos una estrategia mucho más efectiva con el objetivo de vaciar la mente de negatividad limpiándola así de todo pensamiento destructivo.

Para ello vamos a combinar varias nuevas conductas que sumadas nos ayudarán a conseguirlo y lo haremos añadiendo diversos comportamientos que complementan aspectos no verbales, verbales, reflexivos, creativos, actitudinales, físicos y motivacionales, por lo que ésta conjunción de enfoques nos va a poner el foco sobre las dimensiones cognitivas, emocionales y conductuales que son las tres áreas fundamentales de la persona.

Estrategias a practicar para bloquear los pensamientos negativos
Mejorar la expresión corporal
Nuestra comunicación es la suma de nuestras expresiones verbales y no verbales, por lo tanto si mejoramos nuestra expresión corporal, una postura más receptiva, expresión facial más abierta, sonrisa más afable, tono y timbre de voz más relajantes, etc, conseguimos mejorar nuestra actitud interna y nuestra expresión externa por lo que nos predisponemos a nosotros mismos y a los demás a una comunicación más positiva.
Si además añadimos un lenguaje más asertivo y constructivo aún mejoraremos muchísimo nuestra comunicación interna y externa haciéndola incompatible con los pensamientos negativos.

Desahógate con alguien de confianza
Cuando algo nos agobia mucho es bueno compartirlo verbalizándolo con alguna buena persona no sólo porque nos desahoga sino porque además puede ayudarnos a ver nuestro con mejor actitud problema, al no sentirnos presionados y viéndolo así más serenamente.

Meditar algunos minutos para frenar la mente acelerada
La negatividad nos acelera la mente que llega a pensar de forma destructiva, por eso es necesario frenarla y vaciarla para luego poder llenarla con ideas positivas más funcionales. La práctica de la meditación puede ayudarnos así como la repetición sucesiva de un mantra o una palabra positiva que acaba logrando ese necesario vacío de lo negativo.

Enfoca asertivamente tus pensamientos
En lugar de hablarte de manera negativa lamentándote háblate en positivo reconociendo los esfuerzos que haces y confiando en que lograrás poco a poco mejorar los resultados, éste cambio de focalización hará que veas una salida exitosa para tus problemas.

Desarrollando tu creatividad encontrarás soluciones
Trata de expresar el problema así como sus posibles alternativas dibujando, escribiendo, simbolizando con objetos o incluso cantando, actuando con mímica o de cualquier otra manera creativa porque así dando cauce al desahogo y la libre expresión muchas veces aparecen espontáneamente por sí mismas nuevas ideas para resolver satisfactoriamente nuestro problema.

Realiza mejor en compañía alguna actividad recreativa que te guste mucho
Tocar música, dar un paseo, hacer deporte, realizar manualidades, etc supone que además de hacer algo que te guste sea una excelente distracción de tus pensamientos negativos y te motivará positivamente. Si además lo haces con alguien agradable te será aún más beneficioso.

Fernando Gálligo Estévez es psicólogo y escritor. Ha realizado los Cursos de Doctorado en Psicología (Universidad Complutense de Madrid), Máster en Recursos Humanos (Universidad de Sevilla), Máster en Sexología (Sociedad Sexológica Malagueña) y Experto Universitario en Género e Igualdad de Oportunidades (Universidad de Málaga). Desde el 1 de enero del año 2000 trabaja como psicólogo del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga. Además, es formador universitario y de profesionales de Administraciones Públicas y empresas privadas. Ha publicado los libros "SOS...Mi chico me pega pero yo le quiero" 2ª ed. marzo 2013 (editorial Pirámide), "Amando sin dolor, disfrutar amando" 1ª ed. mayo 2013 (editorial Pirámide) y las monografías "Trátame bien" (Junta de Andalucía) y "Ámame bien" (Universidad de Alicante). Escribe habitualmente artículos y colabora en prensa, radio y televisión a nivel nacional.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Ver texto legal